Lema del curso

Al comienzo de cada curso académico el Capellán Universitario dirige unas palabras en una carta a los jóvenes estudiantes proponiendo un lema, que nos permite tener presente el sentido de cada gesto y nos trae a la realidad de nuestras propias circunstancias en todo lo que vivimos.

Este hecho nos permite trazar un hilo conductor en todo lo que vivimos durante el año, sin perder el norte y el sentido en lo que acontece en nuestra vida. Nos trae una y otra vez a la conciencia de que todo lo que vivimos, lo que nos sorprende, lo que acontece entre nosotros, si no es para reconocer Su nombre, no nos sirve para nada.